Loading...

sábado, 9 de abril de 2011

GLOBALIZACIÓN Y CAPACITACIÓN


La capacitación debe ser un proceso continuo debido a que los cambios en las condiciones tanto internas como externas implica que una organización realice los ajustes necesarios para adaptarse rápidamente. Si las personas que integra una organización no están preparadas para el cambio, es casi seguro que la empresa tienda a desaparecer. Ante la presente apertura comercial y globalización económica es por demás evidente que nuestras empresas tienen que ser competitivas si quieren ocupar un lugar dentro del mercado mundial. ¿Cómo lograr esto? Muy sencillo, a través de los empleados ya que ellos son la principal fuente por la que se genera un valor agregado a los productos y servicios, lo que a su vez se traduce en una ventaja competitiva.
Hay varias formas para ser competitivo; se necesita crear un producto con mayor calidad que la de los competidores; proporcionar mejor atención y servicio a los clientes; lograr menores costos de fabricación que los competidores o, simplemente, proporcionar al cliente un valor mayor por su dinero. Como podemos ver en los ejemplos anteriores es fundamental la participación del factor humano y esto sólo se puede lograr a través de la capacitación.
Es relevante tomar conciencia de que para ser mejores, tenemos que competir con los mejores. Y si el objetivo es vender nuestros productos en los mercados grandes, se necesita pensar en grande y no conformarse con hacer productos de calidad regular o lo que es peor esperarse a que otro país lo fabrique. Si el objetivo es ingresar y permanecer en el mercado más grande del mundo, es necesario tener gente preparada y actualizada capaz de enfrentar los cambios tecnológicos y estar a la vanguardia en información. Muchas expectativas de crecimiento y desarrollo de los mexicanos se pierden por la falta de información, conocimiento y actualización. Casi toda la gente se queja porque su ingreso sólo le alcanza para subsistir y sus sueños de desarrollo se ven oscurecidos por la situación que atraviesa el país, pero realmente son pocos los que hacen un esfuerzo por remediar tal situación y cuando se les pide tomar un curso de actualización o permanecer más tiempo en el sitio de trabajo para aprender una nueva actividad, entonces sí, nadie tiene tiempo, o se sienten ofendidos porque seguramente les hablarán de aspectos técnicos que ya conocen. También debe generarse un cambio de actitud por parte del empleado hacia la capacitación, porque es mucha la gente que rehúsa ser capacitada.
También es cierto que gran parte de la responsabilidad de la situación mencionada se debe a la falta de calidad de los productos que se elaboran en nuestro país y a la falta de productividad por parte del empleado, por que un empleado que se le paga "a medias", pues también trabaja "a medias". El empresario debe ser más justo y equitativo en el reparto de los ingresos generados por la empresa.
Porque en la medida de que el trabajador tenga una condición de vida similar a la del patrón, su actitud hacia el trabajo va a ser diferente. En estos tiempos de cambio ya no funciona por mucho tiempo "el empresario rico con empresa pobre", habrá algunas que continúen funcionando, pero ¿hasta cuándo les durará el gusto? El empresario moderno debe hacer un esfuerzo por distribuir más equitativamente las ganancias que ha generado gracias a sus trabajadores. Contar con gente pobre en una nación es un riesgo para todos:
La extrema pobreza significa miseria. La miseria es enemiga de la dignidad humana. La miseria priva al hombre de buena nutrición. La falta de nutrición significa debilidad. La miseria priva al hombre de educación. La falta de educación significa ignorancia. La ignorancia priva al hombre de confianza en sí mismo y valor civil. Esta falta de confianza significa desesperación (Anzola: 1995:8).
Un hombre desesperado es capaz de hacer "cualquier cosa" , con tal de obtener lo que desea o de los que ha estado privado por mucho tiempo. Si se capacita al personal, se le brinda la oportunidad de elevar su nivel de vida y a la vez, se eleva el nivel de vida de los pueblos.

Situación de México ante la globalización
Timothy Heyman (1998) señala en su libro Inversión en la globalización: México fue también pionero en sufrir las consecuencias inesperadas de esta globalización, con la crisis financiera que estalló en diciembre de 1994. Una devaluación relativamente pequeña del 15% desató una ola de especulación contra todos los instrumentos de inversión operados en México y fuera de México.
Estas inversiones e inversionistas en los mercados de acciones, de deuda y de derivados interactuaron entre sí para ocasionar un crac financiero: una exageración irracional en la devaluación del peso, en el alza de las tasas de interés, y en la caída del índice accionario y de los precios y de los bonos internacionales. No obstante, el rescate financiero orquestado por el gobierno de estadounidense entre enero y marzo de 1995 no hubiera sido posible sin el mismo proceso de globalización simbolizado por el Tratado de Libre Comercio implementado en 1994.
Este rescate facilitó la recuperación financiera de 1995 y la economía de 1996. A su vez, la competitividad de la industria mexicana, resultado de la globalización comercial de los años 1986 a 1994, hizo posible el auge en las exportaciones mexicanas después de la devaluación de 1994, que fue causa importante de la recuperación económica.
Si nuestras empresas quieren sacar provecho de la situación es importante fortalecer la competitividad internacional, sobre todo, con los vecinos del norte. No se debe descuidar la producción de bienes y servicios que, además de tener la calidad deseada, sean innovadores para satisfacer los gustos y preferencias de un mercado tan exigente como lo es el norteamericano, para ello se necesita tener trabajadores de calidad, productivos y capacitados para asumir tales retos.
¿Cómo enfrentar el reto? Con gente capacitada en todos los niveles. únicamente así se tendrán mejores condiciones de competencia, no sólo en el ámbito nacional, sino en el internacional. Para que las empresas puedan sobrevivir en este ambiente de competencia y globalización es necesario contar con trabajadores que tengan la capacidad de tomar decisiones oportunas para la solución de problemas, además de tener la capacidad de comunicar claramente sus ideas a sus compañeros de equipo para lograr soluciones conjuntas, de esta manera se logra un compromiso más estrecho entre los objetivos de la organización y los del individuo. Otra forma para que las empresas puedan enfrentar el reto de los negocios internacionales es destacando en tres áreas.
Primero, han de mantener la competitividad económica. Segundo, deben influir en las regulaciones comerciales para que el resto de las naciones abran sus fronteras a los bienes y servicios del exterior y estar dispuestos a comprar y vender en el comercio mundial. Tercero, deben desarrollar una orientación global que les permita operar como empresas multinacionales, no como simples compañías locales que llevan a cabo negocios en el exterior (Rugman, 1997:14)


Fuentes Bibliográficas
  • Anzola, Sérvulo (1995), La actitud emprendedora, México,. McGraw Hill.
  • Arias, Fernando (1973), Administración de recursos humanos, México, Trillas.
  • Dessler, Gary (1996), Administración de personal, México, Prentice Hall.
  • Guzmán, Isaac (1966), Problemas de la administración, México, Limusa.
  • Heyman, Timothy (1998), Inversión en la globalización. Análisis y administración de las nuevas inversiones mexicanas, México, Milenio.
  • Reza, Carlos (1995), Cómo diagnosticar las necesidades de capacitación en las organizaciones, México, Panorama.
  • Rodríguez, Mauro y Patricia Ramírez (1991), Administración de la capacitación, México, McGraw Hill.
  • Rugman, Alan y Richard Hodgetts (1997), Negocios internacionales. Un enfoque de aministración estratégica, México, McGraw Hill.
  • Santos, Héctor (1998), Derecho del trabajo, México, McGraw Hill.
  • Sumanth, David (1990), Ingeniería y administración de la productividad, México, McGraw-Hill.
  • Van der Heyden, Peter (1996), La práctica financiera. Breve tratado, México, FCE.
  • Werther, William y Keith Davis (1995), Administración de personal y recursos humanos, México, McGraw-Hill.
  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,(1998), México, Sista.
  • Ley Federal del Trabajo, (1998),México, Sista.
  • Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, (1997),México, Porrúa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario